Caen por falsificar papeles de motos robadas

111
PRUEBAS. Secuestraron herramientas y otros elementos en allanamientos.

El fin de semana cayeron dos miembros de “Los Contreras”, una agrupación criminal que se dedicaba al robo de motocicletas, falsificación de documentaciones y venta de vehículos robados en la zona sur de la Capital. En cinco allanamientos realizados en los barrios 11 de Marzo y Alejandro Heredia se secuestraron tres motocicletas (dos con numeraciones falsas) y documentaciones apócrifas vinculadas a la banda, entre otros elementos.

Roberto Adrián Hisa, jefe de la División Sustracción de Automotores de la Policía, describió cómo solía operar este grupo dentro del mercado ilegal, que incluye la falsificación de los números de los rodados. “Primero adulteran el número de motor utilizando una amoladora y otra herramienta conocida como ‘cuño’, que son materiales de hierro con numeraciones en la punta. En otros casos también utilizan herramientas eléctricas para esa función”, detalló.

El uniformado hizo hincapié en que las bandas suelen repartir las tareas, de modo que algunos miembros se dedican a robar las motos y otros a hacer registros apócrifos. “Realizan las documentaciones utilizando un papel especial, un scanner e impresora determinada. Ya con esos números adulterados salen a la calle a negociarlos y a venderlos”, enfatizó.

“Algunos de esos delincuentes venden los vehículos mediante las redes sociales. Otros, a través de contactos que conocen a personas interesadas en comprar una moto. Entonces, ofrecen el rodado a un cliente que no sabe que el vehículo pasó por todo ese procedimiento de falsificación”, señaló Hisa, quien además aclaró que muchas veces las personas, por desconocimiento, terminan cayendo en la trampa de los estafadores. “Quien tenga algún conocimiento querrá controlar el número de motor y verificará si coincide con el papel que le están dando. Pero alguna persona, que intenta comprar algo de buena fe, no podrá determinar que ese papel que le están entregando está adulterado”, agregó.

Hisa aseguró que la banda desarticulada fue despojada de las herramientas que poseía para lograr estos ilícitos. “Con la tecnología existente hay falsificaciones que salen casi idénticas. Será necesario controlar los números mediante pericias para detectar algunos fraudes. Se debe solicitar un informe a dominio a través del sistema del Registro Nacional del Automotor y así obtener los números de motor, chasis y de control”, dijo.

Fuente: La Gaceta.