Comienzan los testeos en los barrios vulnerables de la provincia: el operativo se iniciará en La Costanera

164
LA COSTANERA. Será el primer lugar donde las autoridades sanitarias de la provincia llegarán para hacer testeos y ver el estado de salud de las familias.

Enfatizar las medidas de prevención y estar preparados por si se registra algún caso de la covid-19 en los barrios más vulnerables es la clave para evitar que se produzcan muchos contagios entre su población. Esto es lo que propone la Búsqueda Activa de Febriles (BAF) que comenzará hoy en la provincia en algunas zonas estratégicas.

Comenzando por barrios del centro y oeste de la provincia, el operativo tiene un carácter preventivo. “Buscamos mejorar el nivel de alarma de los vecinos, priorizando motivar el cumplimiento de las recomendaciones de bioseguridad”, explicó a La Gaceta el doctor Luis Medina Ruiz, secretario ejecutivo médico del Sistema Provincial de Salud (Siprosa).

El principal objetivo de BAF es identificar pacientes sospechosos de la covid-19, con síndromes febriles, y personas con problemas respiratorios. En el caso de que se registre algún paciente sintomático se le realizará un hisopado nasofaríngeo para determinar la presencia de coronavirus. También se tomarán muestras si se detecta alguna persona que vino de otra provincia y que no haya pasado por los controles.

En la primera etapa, los equipos interdisciplinarios del Ministerio de Salud Pública recorrerán diferentes zonas para evaluar el estado de salud de las familias residentes. La agenda de la Búsqueda Activa prevé cuatro áreas operativas: Costanera Norte (área operativa Noreste), Barrio Antena (área operativa Alderetes), Barrio Cabildo (área operativa sudoeste) y Barrio El Salvador (área operativa sudeste).

El BAF pretende además mejorar las actitudes de prevención de la covid-19 en estos barrios, fomentando las medidas de higiene, el uso de barbijos o tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social entre sus pobladores; además del cuidado especial en atención de adultos mayores, pacientes con comorbilidad, entre otras.

Los grupos que acudirán a los barrios estarán formados por un médico, una enfermera y agentes socio sanitarios de la zona, todos respectivamente identificados como trabajadores del Ministerio de Salud Pública, de manera que los vecinos puedan reconocer quiénes se acercan a sus casas. El abordaje se realizará sin ingresar a los domicilios para llevar seguridad a las familias.

Todos los equipos fueron estrictamente capacitados en la identificación de pacientes de riesgo para la covid-19, en la definición de caso sospechoso y en medidas de prevención para evitar la diseminación de la enfermedad.

“Buscamos que la población esté alerta y preparada por si alguna persona presenta síntomas de la enfermedad y sepan cómo actuar”, señaló Medina Ruiz. “Nosotros vemos lo que está pasando en el mundo y especialmente lo que está pasando en los barrios más vulnerables de Buenos Aires, queremos adelantarnos incluso estar preparados en caso de que ingrese alguien que tenga la enfermedad en estas zonas, para que no se difunda”, advirtió.

“Es importante armar los equipos que entrarían en acción en caso de que sea necesario, no solamente de Salud sino también de Seguridad y de Desarrollo Social, para trabajar en cada uno de estos lugares”, añadió.

En la primera etapa, se buscarán casos sospechosos de coronavirus en múltiples barrios. En área centro: Costanera Norte, Villa 9 de Julio, El Chivero, Canal Norte, Barrio 11 de Enero, Las Tipas, Villa Cabildo, Barrio ATE, Autopista Sur, Las Piedritas y Los Vázquez.

En área este: Barrio Julio Abraham, Barrio Teresa de Calcuta, Barrio San Martin de Porres y Barrio Antena, Banda del Río Salí, Barrio Presidente Perón, Villa Inés, ampliación Los Fresnos, Costanera Milagrosa, Costanera Soldado Tucumano y Barrio La cerámica.

Estrategias preventivas

Esta nueva etapa de la BAF se enmarca dentro de diversos operativos que lleva a cabo el Ministerio de Salud desde el inicio de la pandemia para detectar casos de coronavirus.

“Hasta ahora hemos trabajado en los geriátricos de la provincia. Sabemos que son los lugares más vulnerables; si ingresa el virus es donde da mas problemas de salud a las personas que lo padecen al tratarse de población de riesgo”, indicaron desde el Siprosa.

Se está realizando también una búsqueda activa del virus en las comisarías y penales de Tucumán. “En los establecimientos realizamos capacitación al personal que trabaja allí. Se testeó al personal y tenemos preparados centros de aislamiento en los tres penales: en el penal de Villa Urquiza, en el de la Banda del Río Salí y en el de Concepción”

“Si llegara a haber algún caso sospechoso de coronavirus en estos lugares ya tenemos la estrategia de cómo aislar a los pacientes, realizarles el testeo y tomar los recaudos para evitar que se difunda la enfermedad dentro de la comunidad que esta en contexto de encierro”, explicaron.

Fuente: La Gaceta.