Cómo cuidar la salud de las piernas y cuándo visitar al flebólogo

126
PRENSA COMUNICACIÓN PÚBLICA

El sedentarismo, la quietud y el estar mucho tiempo en posición horizontal en la cama afecta la salud de las piernas.

¨En las piernas tenemos venas, arterias, músculos y huesos que hay que cuidar para poder realizar nuestras actividades cotidianas y movilizarnos con normalidad. Para ello, es importante tener una buena hidratación en la piel todos los días, estar atentos a alteraciones que puedan aparecer y evitar lastimaduras que sean una puerta de entrada de infecciones a futuro¨, explicó Sofía Frías Casal, médica del hospital Avellaneda.

Respecto a los factores de riesgos que pueden afectar la salud de las piernas, la especialista mencionó el sedentarismo, la quietud y el estar mucho tiempo en posición horizontal en la cama: ¨Es recomendable que, si el paciente no puede realizar actividad física, se movilice de a poco con movimientos en los tobillos que permitan contraer la pantorrilla y faciliten el pasaje de sangre¨. En tanto, la médica dijo que patologías como la diabetes, la hipertensión y el aumento de triglicéridos y colesterol en la sangre, también pueden afectar la circulación arterial y venosa en forma directa. En este sentido,  recomendó que el paciente lleve una dieta saludable y realice controles médicos periódicos para evitar complicaciones a futuro.

¨Una de las causantes de este tipo de problemáticas puede ser de tipo hereditaria, en general los pacientes con várices tienen padres que también las padecen, por ello, si una persona advierte que está con alguna úlcera venosa, es importante que  acudan a una consulta de manera temprana, siendo jóvenes¨, indicó Frías Casal.

En relación a cuál es la sintomatología para advertir que una persona tiene problemas en las piernas, la flebóloga mencionó: dolor, pesadez, calambres nocturnos, hinchazón de tobillos, coloración oscura, aparición de arañitas, várices o úlceras. ¨Siempre consultar al médico ya que muchas veces se pueden realizar tratamientos médicos sin tener que llegar a una cirugía¨, señaló.

La especialista habló sobre la importancia de mejorar el entorno venoso y la circulación arterial con un peso adecuado y saludable, realizar ejercicios aeróbicos como caminatas, bicicleta, natación, entre otros, ya que las venas llevan la sangre desde los pies al corazón. De esta manera el paciente previene la posibilidad de sufrir problemas en sus piernas.

Además, advirtió que muchas veces en invierno se seca mucho la piel, lo que produce picazón, generando que el paciente se rasque en exceso, pueda causar una lesión y derive en una ulcera, por lo que es importante mantener la hidratación todo el año. Y agregó que las personas que llevan a cabo una actividad que requiere de estar mucho tiempo de pie, seguramente tendrán más posibilidades de tener problemas en el retorno venoso, con posibilidades de aparición de várices, por lo que indicó estar alertas para consultar al respecto.

Por último Frías Casal recomendó a los pacientes con antecedentes o inicio de síntomas, realizar, al menos, dos consultas al año; en verano y en invierno: ¨ En verano ya que es la época en que más molestias se generan en las piernas, y en el invierno porque, al ser una estación en donde los pies se deshinchan más, el profesional brindará recomendaciones de cómo cuidarlas¨, cerró.
 
Fuente: comunicaciontucuman.gob.ar