Cómo prevenir la intoxicación con monóxido de carbono

177
Foto ilustrativa tomada de comunicaciontucuman.gob.ar/

Recomendaciones para prevenir accidentes al respecto.

El director de Defensa Civil de la provincia, Fernando Torres, expuso sobre las consecuencias que puede traer el uso indebido de artefactos de calefacción utilizados durante la época invernal y brindó recomendaciones para prevenir accidentes al respecto.

«En estos días de frio comenzamos a activar todos los sistemas de calefacción que tenemos, desde artefactos hasta braseros en el caso del campo. Por esto, hay que pensar que muchos de ellos tienen el riesgo y el peligro de intoxicarnos con el monóxido de carbono cuando no está funcionando debidamente o cuando el lugar no está adecuado como corresponde para garantizar que no tengamos ningún accidente”, señaló Torres.

«Como principal medida de seguridad que se debe tener en claro es revisar que el artefacto funcione correctamente, considerando que el mismo estuvo sin uso durante varios meses y durante ese periodo podría haber sufrido algún desperfecto. En caso de ser así, lo recomendable es dar intervención a un técnico matriculado que pueda solucionar el problema efectivamente», agregó.

En este sentido, el director explicó que, “una de las cosas que hay que ver sobre todo en los artefactos que pueden producir este gas tóxico y a veces mortal, es que genera una llama la cual debe estar absolutamente azul, esto querrá decir que está quemando correctamente y no está generando monóxido de carbono, en caso que la llama se torne naranja o amarilla significará que está produciendo monóxido. Todo esto se termina si están las vías de ventilación adecuadamente instaladas, pero a veces puede estar boqueado, entonces es importante revisar esto y ser asesorados por gente capacitada”, subrayó.

Otro punto importante a tener en cuenta es no usar carbón o leña, ya que es altamente tóxico, no se recomienda su uso. Al respecto, Torres detalló que, “produce alto riesgo el calentar un ambiente a través del carbón o leña donde sí se genera este monóxido y no hay manera de regularlo. En el caso que alguien lo use, sobre todo en las zonas rurales que es común ver estos artefactos por la facilidad de acceder a este combustible, tiene que ser en lugares donde haya una importante ventilación, normalmente en el interior o en zonas rurales son lugares que a veces tiene la ventilación natural, pero no es recomendable bajo ningún punto de vista”, aseguró.

En cuanto a los artefactos eléctricos también tienen sus riesgos, por ello se debe tener ciertas precauciones, “lo que es calefacción, utilizando la energía eléctrica no genera ningún tipo de monóxido. Hay que tener cuidado con la instalación eléctrica, que este correctamente dispuesta porque también puede generar sobrecalentamiento de algún conductor o cable y esto nos puede llevar al caso de incendios. Esto hay que tener en cuenta sobre todo en viviendas precarias como ser casillas de madera y quizás no tenga una buena instalación con los elementos de seguridad como ser llaves térmicas o disyuntores”, explicó.

Fuente: comunicaciontucuman.gob.ar