El intendente Germán Alfaro participó de los oficios en honor a la Virgen de Luján

42

El intendente Germán Alfaro participó este domingo de los oficios por el Día de la Virgen de Luján y la conmemoración del 125° aniversario de la parroquia que lleva el nombre de la Santa Patrona de los argentinos y está ubicada en calle Don Bosco al 2.600. Los actos religiosos, que contaron con la participación de una multitud de feligreses, incluyeron una procesión por las calles del barrio Villa Luján, una misa y un desfile, que marcó el cierre de la jornada festiva.

Alfaro estuvo acompañado por la senadora nacional Beatriz Ávila, el legislador Walter Berarducci, los concejales Rodolfo “Jhonny” Ávila y Daniel Alfaro y funcionarios del gabinete municipal.

De los oficios, que fueron presididos por el arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, y el párroco Enzo Romero, también participaron autoridades provinciales, integrantes de las fuerzas de seguridad, trabajadores de la sanidad, delegaciones escolares y miembros de agrupaciones tradicionalistas.

Las actividades comenzaron en la plaza de Villa Luján, donde inició una multitudinaria procesión encabezada por la imagen de la Virgen. Luego, tuvo lugar la misa principal, oficiada por el arzobispo Sánchez y el padre Romero. Por último, se realizó un desfile cívico militar.

Durante la ceremonia, se entregaron medallas a las autoridades presentes y también réplicas con la imagen de la Virgen a profesionales de la salud, a efectivos de seguridad y al personal que trabaja en la empresa recolectora de residuos en reconocimiento al trabajo que realizaron durante la pandemia.

“Como todos los años, el arzobispo Sánchez y el padre Enzo Romero invitaron al municipio a participar de esta maravillosa fiesta religiosa, que es importante porque se convierte en un momento de encuentro de toda la familia y de los vecinos, para terminar con las diferencias, tanto religiosas como políticas”, reflexionó el intendente Alfaro. Y agregó: “Hoy más que nunca nos encomendamos a la Virgen y a Dios para poder salir de esta situación tan apremiante que vivimos, tanto en lo económico como en lo sanitario”.

Por su parte, el párroco Romero destacó que la fiesta en honor a la Virgen de Luján “fue un momento especial para confraternizar, para encontrarnos como sociedad, tratando de generar esa cultura del encuentro en el diálogo, que nos invita a volver a compartir”.

El sacerdote agradeció “a la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y al personal del Gobierno provincial que ayudaron en la organización para realizar los oficios en honor a la Virgen”.