El municipio reforzó los controles en geriátricos de la Capital

84

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán, a través de la Dirección de Control Ambiental y de Bromatología (Dicab), intensificó los controles en residencias geriátricas de la Capital con el objetivo de verificar que cumplan con las medidas de seguridad y los requisitos de habilitación exigidos por las normativas vigentes.

El titular de la repartición, Franco Pinello, recordó que “está en vigencia la ordenanza 3868, que regula el funcionamiento y habilitación de las residencias geriátricas”.

El funcionario detalló que “si bien hay una parte de servicios sanitarios que está relacionada con el Sistema Provincial de Salud, que es la autoridad de contralor, la comuna capitalina solicita toda la documentación de su injerencia, como habilitación municipal, certificado de desinfección, carnet de sanidad del personal y el libro de registro de inspecciones municipales”. Agregó que el municipio también se encarga de verificar las condiciones edilicias y de infraestructura y las condiciones de higiene y salubridad del establecimiento y sus dependencias.

Pinello recalcó que el personal que realiza la inspección está provisto de todos los elementos de seguridad y cumplen con los protocolos correspondientes establecidos por la pandemia de coronavirus.

Este jueves, la Dicab inspeccionó el Hogar de Ancianos San Nicolás, ubicado en Celedonio Gutierrez al 400.

“Fuimos atendidos por la propietaria, la doctora Mariana Rossi, que es a su vez la presidenta de la asociación que nuclea a los propietarios de geriátricos. Le pusimos en conocimiento que el municipio tiene la intención, sobre todo, de colaborar para prevenir”, expresó Pinello.

Por último, el titular de la Dicab indicó que son aproximadamente 35 los geriátricos que serán inspeccionados por el municipio en los próximos días.