Fallan a favor de un acusado del crimen de Dominé

210
LA VÍCTIMA. Hoy se cumplen tres semanas del crimen de la empresaria Ana Dominé.

El fiscal Carlos Sale insistió con el planteo que fue rechazado el 18 de septiembre por el juez Rafael Macoritto. Hizo lugar a la defensa de Leguizamón, que pedía la libertad del imputado por entender que no se había acreditado la participación del joven en el crimen.

“Ese punto de la resolución es el que impugnamos, entiendo que ese apartado me agravia por carecer de fundamentación, dado que el magistrado se limitó a mencionar que los requisitos del artículo 236 del Código no se habían acreditado, sin detallar por qué entiende eso”, señaló Sale. “Expusimos que existe un peligro de fuga por parte del imputado, dado que dio tres domicilios diferentes, que dijo que a veces trabajaba vendiendo puertas y ventanas y a veces ropa, sin precisar una actividad. Mencionamos un probable entorpecimiento en la investigación, ya que el imputado refirió tener un automóvil importado y manejar importantes sumas de dinero que le permitieron costear sus gastos por $ 70.000 y que le podrían permitir acceder a cualquier medio de escape. Resaltamos que cuando se allanó su casa en horas de la madrugada, el acusado no estaba en su domicilio, lo cual refuerza la idea de falta de arraigo”, argumentó.

El abogado querellante Patricio Char acompañó el planteo fiscal, dado que -según remarcó el juez Maggio- en estas circunstancias, sólo el MPF o el imputado pueden solicitar una impugnación. Antes de dictaminar, el mediador señaló que, aunque no estuviera legitimada para apelar, los planteos de la querella se deben escuchar y tenerse en cuenta.

Char agregó a su turno que la investigación demostró que Leguizamón había pasado tres veces por el negocio de Dominé en la semana previa al crimen, que el acusado habría manifestado tener arreglos con la Policía y que no había certezas sobre su domicilio.

Camilo Atim, defensor del “Hijo de Zenón”, refutó la impugnación y reflotó los argumentos que había dado en la primera audiencia. “Se debe alegar y argumentar cuál fue el error judicial, si es que lo hubo, para solicitar una impugnación. El fiscal hasta acá sólo está reproduciendo una discusión sobre la peligrosidad de fuga o entorpecimiento: habla sobre domicilios, contradicciones, autos de alta gama y otras circunstancias que ya discutimos. Incurre en una mera inconformidad”, fundamentó.

Atim consideró que las partes acusadoras no habían acreditado cuál fue la participación de Leguizamón en los hechos. “No dijeron qué hizo ni cómo forma parte de la banda, incluso el fiscal dijo en su momento: ‘no he logrado establecer el grado de participación de Leguizamón’. El fiscal está tergiversando la información sobre el domicilio de mi defendido”.

El magistrado resolvió no dar lugar al planteo apelatorio de los acusadores. Consideró que la resolución del juez Macoritto había sido debidamente sustentada. “No puede interpretarse que haya sido una decisión arbitraria. Considero que la resolución se encuentra ajustada al derecho”, sostuvo el magistrado, que también destacó que Leguizamón continuará vinculado a la causa. (Producción periodíastica: Santiago Re)

Fuente: lagaceta.com.ar (actualización dinámica de tucumanactualidad.com).