Gastroenteritis infantil: Cómo detectarla y prevenirla

73

La jefa del servicio de Gastroenterología del hospital del Niño Jesús, doctora María Florencia Pagani, se refirió a los cuidados y recomendaciones a tener en cuenta ante esta afección.

En este sentido la profesional destacó que se trata de una enfermedad frecuente en niños que se presenta por lo general con diarreas y/o vómitos, en ocasiones con fiebre, suele ser de origen viral, pero también puede ser bacteriana: “Es muy importante estar atentos ante esta patología porque puede provocar deshidratación en muy poco tiempo, especialmente en los niños más pequeños. Tiene lugar por diferentes gérmenes, especialmente durante el verano y en esta época del año los gérmenes virales que también son causantes de resfrío, pueden derivar en gastroenteritis”.

Ojos secos, llanto sin lágrimas, somnolencia y rechazo al alimento pueden ser manifestaciones de deshidratación ante las cuales se sugiere la consulta lo más temprana posible.

“El tratamiento para la gastroenteritis es sintomático, en general tanto si su origen es viral como bacteriano, no se suelen indicar fármacos -antibióticos, antidiarreicos están contraindicados- sí se cuida evitar la deshidratación durante su desarrollo normal que es de 5 a 7 días y se trabaja para reponer líquidos a través de la indicación del consumo de agua hervida y enfriada o mineral y con sales de rehidratación que son excelentes en estos casos. Si el paciente tiene además vómitos, el pediatra indicará el tratamiento pertinente”, dijo.

“Si el paciente está tomando pecho no debe suspenderse, la idea es sostener la alimentación que el niño reciba, no modificar demasiado su dieta ni dejar de alimentarlo y sostener las medidas preventivas fundamentales, para que no se produzcan contagios entre niños: lavado e higiene de manos, vacunación al día para la edad y uso de sales de rehidratación oral”, enfatizó la referente a la vez que advirtió es fundamental la higiene, mantenimiento de la cadena de frio y cocción adecuada de los alimentos y no dar carne molida a los niños menores de 1 año -ya que las gastroenteritis pueden ser ocasionadas por bacterias como la Salmonella y la Shigella que pueden provocar Síndrome Urémico Hemolítico-.