Investigan un posible secuestro narco

293

Un joven fue raptado en la capital y liberado en Santiago del Estero.

Hace 8 Hs




Por Gustavo Rodríguez

1

EN LA VÍA PÚBLICA. En la esquina de 25 de Mayo y México interceptaron a Gonzalo Figueroa. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

La Justicia investiga un posible caso de secuestro extorsivo, que habría sido motivado por el problema con una carga de drogas. La víctima, que se encuentra en buen estado, fue presentada ayer en la seccional 5ª. Al cierre de esta edición, tras ser ubicado, estaba declarando sobre lo que le había sucedido.

Todo comenzó el miércoles por la tarde. En la esquina de 25 de Mayo y México, se encontraban Alexis Íñigo, Nahuel Fiorello y los hermanos Abel y Gonzalo Figueroa. Cerca de las 19, un VW Gol los interceptó y, después de amenazarlos de muerte con armas de fuego, obligaron a subir a Gonzalo Figueroa al vehículo.

“Fue una escena de película. Estaban los changos esos que no son del barrio y, de pronto, se sintió el chillido de frenada de un auto. Desde la ventana pude observar que dos tipos que usaban pasamontañas, armados hasta los dientes, les apuntaban y a los golpes lo hicieron subir a uno de ellos. Luego de que el vehículo arrancara a toda velocidad, los otros salieron corriendo. No supimos más, pero el barrio quedó espantado”, relató Pedro, un vecino que había observado la situación.

Los familiares de la víctima se dirigieron directamente a la Agencia Regional de la Policía Federal y aportaron, entre otros datos, el dominio del Gol. Al analizarlo, descubrieron que en realidad pertenecía a una camioneta Ford Ranger anotada en un registro de la localidad de Muñiz, provincia de Buenos Aires. Ante la sospecha de que el hecho había sido cometido por profesionales, se dio intervención a la fiscalía federal que conduce Carlos Brito.

Los parientes insistieron durante todo momento que se trataba de un hecho de inseguridad y que los captores no habían pedido ningún tipo de rescate. Ante esta situación, el fiscal declinó la competencia porque no se trataba, en principio, de un secuestro extorsivo, y pidió que se diera aviso a su par de la justicia local Claudio Bonari para que investigara, ya que se trataría de un caso de privación ilegítima de la libertad, delito que debe ser investigado por la justicia ordinaria.

“Cuando nos avisaron del caso, ubicamos a los familiares, que en todo momento se negaban a dar información y le explicaban al personal que no harían la denuncia formal. Pese a ello, hicimos las actuaciones correspondientes y se ordenó irradiar una alerta general para detener a los sospechosos”, aseguró Joaquín Girvaux, segundo jefe de la Unidad Regional Capital (URC).

El comisario detalló que los parientes, a través de un llamado telefónico, se comunicaron con los responsables de la seccional 5ª para informar que el secuestrado había aparecido en La Banda de Santiago del Estero. “Nos dijeron que estaba bien y que ellos ya estaban actuando con la policía de la vecina provincia”, destacó.

El mismo Girvaux y fuentes policiales y judiciales santiagueñas señalaron a LA GACETA que ni Figueroa ni sus familiares habían hecho una denuncia o una exposición sobre lo que había sucedido. “Sabemos que alguien de su entorno lo fue a buscar y lo trasladaron de nuevo a la provincia. Lo estamos buscando para traerlo a declarar a la fuerza, pero hasta el momento no lo ubicamos ni sus parientes nos aportan datos para saber dónde se encuentra”, explicó el comisario, previo a la aparición de Figueroa.

Sospechas al por mayor

La víctima del secuestro es hermano de Miguel “Miguelón” Figueroa, un hombre que se encuentra detenido en una cárcel de Chaco por tráfico de droga. Hace cuatro años, según la acusación, viajaba desde Salta con una carga de 20 kilogramos de cocaína. En el trayecto por la ruta 9, se topó con un control de Gendarmería Nacional. El sospechoso, metros antes, estacionó la camioneta y salió corriendo. Lo capturaron meses después en nuestra provincia.

El caso también movilizó a las fuerzas federales que se dedican a luchar contra el narcotráfico en la provincia y en Santiago. Y fueron estos investigadores los que aportaron la pista narco. Además, averiguaron que el secuestro de Figueroa fue realizado por profesionales.

Según la información que manejan, los captores utilizaron un sistema de postas para despistar a los policías. Antes de cruzar el límite de la provincia, cambiaron de auto. Y después de Termas de Río Hondo habrían abordado un tercer vehículo, en este caso una camioneta.

Los investigadores sostienen que los Figueroa aparecerían mencionados en causas de drogas, pero que hasta el momento nunca fueron procesados. Los tucumanos identificaron al santiagueño Daniel Andrada como responsable del secuestro. Desde la vecina provincia informaron que el acusado podría tener antecedentes

Creen además que el santiagueño decidió secuestrarlo porque los tucumanos no le habrían entregado una carga o bien, no le pagaron la droga que les podrían haber proveído. Sospechan que se podrían haber llevado al joven para que les entregaran el dinero de la operación que no había llegado a buen puerto.

“Este caso está en pleno proceso de investigación y por ahora no se puede descartar nada. Sí podemos decir que los familiares de la víctima, sin que se les pregunte nada, se apuraron en declarar que no habían pagado ningún rescate para que sea liberado”, concluyó Girvaux.

Paso a paso

1- Gonzalo Figueroa, de 25 años, es abordado por dos hombres que lo obligan a subir a un VW Gol que tenía colocado un dominio falso.



2- Los captores huyen a Santiago del Estero. En el trayecto, para despistar posibles perseguidores, cambian tres veces de vehículo.



3- La familia de la víctima hace la denuncia del caso en la Policía Federal. Se resisten a hacerla en la fuerza de seguridad provincial.



4- A la madrugada, los parientes informan que Figueroa había sido liberado en Santiago del Estero y aclaran que no pagaron ningún tipo de rescate.



5- Al cierre de esta edición, la Policía logra ubicar al joven secuestrado. La víctima declaraba anoche en la seccional Quinta, en la capital.




Esta nota pertenece al contenido premium y es exclusiva para suscriptores.

 

Comentarios