La desocupación se profundiza entre las jóvenes tucumanas

586

La tasa de desocupación en las mujeres es de 10,2% frente al promedio nacional de 9,2%, y en el caso de las mujeres de hasta 29 años trepa a 20,1%, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo amplió los datos del empleo, dividiéndolos por edad, sexo, y da a conocer el nivel educativo de la población, al término del primer trimestre de 2017. Con una tasa de desocupación de 9,2%, el nivel de desocupación para los varones de hasta 29 años trepa a 17,2%.

Lejos de mejorar, la situación de desocupación en el Gran Tucumán-Tafí Viejo se profundiza entre los jóvenes. De acuerdo con los registros oficiales, la tasa de desempleo entre las mujeres de hasta 29 años trepó del 21,1% al cierre del año pasado al 24,3% medido para el primer trimestre de este año. El salto es mayor si se lo compara con el segundo trimestre del año anterior, el dato más cercano sobre la evolución interanual, ya que los previos fueron puestos a revisión por parte del Indec. En ese caso, el desempleo juvenil femenino trepó casi 10 puntos porcentuales.

La situación tiende a revertirse entre los jóvenes tucumanos, menores de 30 años. En este sentido, la tasa bajó del 20,1% al segundo trimestre de 2016 al 13,1%. En el NOA, los peores índices de desocupación juvenil los tiene el Gran Catamarca: 28,2% para las mujeres y 25,5% entre los hombres. En cambio, Santiago del Estero-La Banda registra un desempleo de 1,6% entre ellas y del 5,2% entre ellos.

En la Argentina hay más de 1 millón de jóvenes dentro del grupo “ni-ni” (ni estudian ni trabajan). Y en Latinoamérica, los casos suman 30 millones. Un estudio realizado por la consultora Adecco Argentina arrojó que seis de cada 10 jóvenes creen que su edad es una limitante para insertarse en el mercado laboral, además de que la experiencia laboral es el principal factor (89%) tenido en cuenta por los empleadores en las búsquedas para perfiles jóvenes.

En un mundo cambiante donde la digitalización y la globalización están transformando el trabajo, hay un desajuste entre lo aprendido y las habilidades requeridas. Es necesario realizar una reforma de raíz, no sólo de la currícula escolar, que necesita estar más en sintonía con las exigencias laborales, sino también con la regulación del mercado y de las actitudes hacia el trabajo, sugiere la consultora.

Además de la experiencia, es importante contar con una combinación de habilidades adecuadas para destacar del resto. Algunas de ellas serán habilidades duras, especialmente en los ámbitos de la ciencia, ingeniería, tecnología y matemáticas, para satisfacer la creciente demanda de empleados con conocimientos técnicos y digitales.

Respecto de la desocupación, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, explicó que ese aumento se debió, en parte, a factores estacionales que siempre gravitan en la medición. “Todos los primeros trimestres, estacionalmente, el empleo relevado por el Indec tiene una baja con respecto al cuarto trimestre porque hay sectores de la economía, que son enseñanza y transporte y comercio que durante el verano tienen una baja estacional, con lo cual, también durante los últimos años la tasa de desempleo es más alta en el primer trimestre que en el cuarto”, dijo Dujovne. Reconoció que “lo ideal sería poder comparar con el primer trimestre de 2016, trimestre para el cual no hay datos, puesto que recién se comenzaba a normalizar el Indec y no se midió la encuesta permanente de hogares”.

Informalidad

Por otro lado, el Indec relevó también que 33,3% de los trabajadores no realizan aportes jubilatorios, es decir, trabajan en negro, un nivel de informalidad similar al de mediciones anteriores. Este nivel de trabajo precario sube a 40,7% en el Noroeste Argentino, que tiene una tasa de desocupación de 6,6%. La peor situación se observa en Santiago del Estero-La Banda, donde el 51,6% de los asalariados del aglomerado urbano están en la informalidad. En el Gran Tucumán-Tafí Viejo, en tanto, el empleo no registrado ha cedido tres puntos porcentuales desde fines del año pasado, del 45,6% al 42,4%. De los 242.820 asalariados tucumanos existentes, unos 103.000 siguen en la informalidad laboral. Los datos oficiales revelan, además, que Uno de cada tres trabajadores lo hace en la informalidad, lo que implica que unos cuatro millones de asalariados no cuentan con aportes jubilatorios ni acceso a la seguridad social.

Fuente : http://www.lagaceta.com.ar/nota/734636/actualidad/desocupacion-se-profundiza-entre-jovenes-tucumanas.html