Las fuentes del parque renacen, pero preocupa el vandalismo

490

Alrededor de algunas de ellas hay bancos que invitan a sentarse a contemplarlas. A arrojar moneditas y esperar que esos interminables chorros de agua nos cumplan deseos. Y cuando hace calor, nada más lindo que aprovechar la dirección del viento para ponerse de frente y sentir las infinitas gotitas sobre la piel. En los últimos años las fuentes del parque 9 de Julio habían ido perdiendo protagonismo, a tal punto que casi todas estaban secas, sucias o deterioradas. Ahora, de a poco, van reviviendo. Una de ellas, la mítica fuente luminosa, ha vuelto a funcionar después de más de 10 años en desuso.

“No podía creer cuando la vi la otra noche. Siempre que venía al parque me daba pena verla ahí, como si estuviera muerta. Nada más triste que una fuente sin funcionar. Es como un auto sin ruedas; no sirve para nada”, compara Lisandro Martínez, de 28 años, un profesor de gimnasia que, desde hace una década, concurre al parque a correr dos o tres veces por semana.

La fuente luminosa, ubicada a pocos metros de la entrada al paseo, está a punto de cumplir 80 años. Fue inaugurada el 23 de diciembre de 1939 y en su momento era la gran atracción del parque junto al reloj floral y la pérgola. Era copia exacta de la que adorna uno de los paseos más famosos de Berlín.

El funcionamiento de esta fuente de 300.000 litros de agua nunca fue constante. Durante largos períodos estuvo apagada. En 2005, después de 10 años a oscuras, fue reparada. Pero al poco tiempo volvió a perder su brillo.

El principal problema que tienen las fuentes del parque, según Carlos Arnedo -director de Espacios Verdes de la Municipalidad capitalina- son los robos que sufren. De hecho, la fontana luminosa en sus comienzos no tenía la enorme reja que ahora la rodea.

“Los actos vandálicos son constantes. Roban los picos de bronce y hasta los motores, que están bajo tierra, a dos metros de profundidad”, se quejó el funcionario.

Según detalló, para poner en funcionamiento las fuentes del parque tuvieron que reparar bombas y motores, comprar equipos nuevos y reemplazar los sistemas eléctricos. También desagotaron, limpiaron y pintaron las estructuras.

Los trabajos se realizan en el marco de un proyecto de mejora integral del parque 9 de Julio, con motivo de haberse cumplido el año pasado el centenario de este emblemático espacio verde diseñado por el paisajista Carlos Thays.

También repavimentaron las calles internas, rehicieron caminerías, recuperaron baños públicos y reemplazaron luminarias estropeadas, detalló Arnedo.

El funcionario remarcó que se reforzó la seguridad del parque. No obstante, el espacio sigue sufriendo destrozos que le cuestan miles de pesos al municipio. Por ejemplo, cada motor de las fuentes cuesta $ 300.000. Las luminarias, en tanto, salen entre $ 2.000 y $ 3.000 cada una. En promedio, deben cambiar de 10 a 12 de estos artefactos por semana debido a los hechos vandálicos. “Es algo muy preocupante. Otra cuestión son los plantines. Para cada fiesta patria adornamos el parque con 3.000 plantines. Cada uno sale de $ 15 a $ 20. Algunas veces no duran ni un día”, especificó.

Una necesidad

La otra fuente que volverá a funcionar pronto es la que está ubicada al lado del reloj floral. En estos días, los operarios municipales la están limpiando y pintando para volver a llenarla de agua. “Es un espacio hermoso, lástima que siempre le tiran basura”, se quejó Marcelo Romano, que desde hace 45 años hace trabajos de mantenimiento en el parque.

La fuente ubicada sobre la avenida Benjamín Aráoz, en el acceso principal al parque 9 de Julio, también tendrá agua otra vez, adelantó Arnedo.

Otra de las importantes fuentes del parque que va a ser recuperada es la que se encuentra en el ingreso por avenida Soldati y Gobernador del Campo. La estructura se encuentra muy deteriorada y está llena de basura. Incluso de noche es utilizada por personas que viven en la calle para dormir, contó María Magdalena Salinas, que vende bollos en la zona. “Varias veces la recuperaron y le pusieron agua. Pero la gente se roba todo y ensucia, no cuidan nada. Es una lástima”, protestó la vendedora, de 55 años.

Mauro Bergini, que se declara un defensor de la ecología y de los espacios verdes, estaba más que feliz en su paseo por el parque, ayer a la mañana, cuando vio que la fuente luminosa largaba chorros de agua. “Estas estructuras no son solamente adornos en los parques, sino que cumplen con una función importante como es la mitigación del calor, algo más que necesario para los tucumanos”, resumió.

El urbanista Rafael Caminos confirmó el dato. Y dio más precisiones: “el aire caliente, al tomar contacto o atravesar una superficie de agua, disminuye su temperatura”. Las fuentes nacieron como provisión de agua potable en la antigüedad. Pero hoy se usan cada vez más para producir efectos de enfriamiento. “Algunos edificios -explica el arquitecto- han adoptado esta solución para disminuir la temperatura interna. La brisa exterior toma contacto con la superficie de agua e ingresa a menor temperatura”.

Teniendo en cuenta estos datos, ya no caben dudas: si queremos una ciudad sustentable no podemos desaprovechar estos recursos. 

OTRAS OBRAS 

El Patio Andaluz es el próximo espacio del parque 9 de Julio que la Municipalidad piensa remozar. Mientras tanto, las autoridades esperan la llegada de recursos para  recuperar sectores como el lago San Miguel y su confitería. Carlos Arnedo, director de Espacios Verdes, adelantó que tienen un proyecto importante -comprende el área del lago y del perilago- que ya fue presentado ante la Nación para el financiamiento. Hace cinco años el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza para licitar la concesión de la ya inexistente confitería, pero no hubo oferentes en ninguno de los dos llamados reglados por la normativa.

HISTóRICA INAUGURACIÓN

El sábado 23 de diciembre de 1939, la fuente luminosa del parque se inauguró con un espectacular y multitudinario acto. La crónica de LA GACETA decía: “la fuente luminosa que anoche lanzó su primera cascada de luces en forma oficial, es una maravilla de la ingeniería hidráulica, digna de las ciudades más adelantadas del mundo. Su aspecto en actividad es de verdadera imponencia, dando un golpe de vista magnífico, que no sólo recrea la visión, sino que refresca el ambiente”. Para darle la bienvenida a la fontana, apagaron todas las luces de la zona y así los borbotones de agua de distintos colores maravillaron al público. Así lo redactó nuestro diario: “cada chorro y cada cambio de color de la inmensa cascada que se elevaba muchos metros para caer convertida en menuda garúa, mientras en lo alto se coronaba de espuma, era recibido con una salva de nutridos aplausos por la numerosa concurrencia que observaba el imponente espectáculo”.

> Otras obras 
El Patio Andaluz es el próximo espacio del parque 9 de Julio que la Municipalidad piensa remozar. Mientras tanto, las autoridades esperan la llegada de recursos para  recuperar sectores como el lago San Miguel y su confitería. Carlos Arnedo, director de Espacios Verdes, adelantó que tienen un proyecto importante -comprende el área del lago y del perilago- que ya fue presentado ante la Nación para el financiamiento. Hace cinco años el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza para licitar la concesión de la ya inexistente confitería, pero no hubo oferentes en ninguno de los dos llamados reglados por la normativa.

> Histórica inauguración
El sábado 23 de diciembre de 1939, la fuente luminosa del parque se inauguró con un espectacular y multitudinario acto. La crónica de LA GACETA decía: “la fuente luminosa que anoche lanzó su primera cascada de luces en forma oficial, es una maravilla de la ingeniería hidráulica, digna de las ciudades más adelantadas del mundo. Su aspecto en actividad es de verdadera imponencia, dando un golpe de vista magnífico, que no sólo recrea la visión, sino que refresca el ambiente”. Para darle la bienvenida a la fontana, apagaron todas las luces de la zona y así los borbotones de agua de distintos colores maravillaron al público. Así lo redactó nuestro diario: “cada chorro y cada cambio de color de la inmensa cascada que se elevaba muchos metros para caer convertida en menuda garúa, mientras en lo alto se coronaba de espuma, era recibido con una salva de nutridos aplausos por la numerosa concurrencia que observaba el imponente espectáculo”.

Fuente : http://www.lagaceta.com.ar/nota/735535/actualidad/fuentes-parque-renacen-pero-preocupa-vandalismo.html