Las pensiones por discapacidad calentaron el recinto de la Legislatura

695

En el inicio de la séptima sesión del año, los legisladores tucumanos intercambiaron opiniones dispares sobre la polémica decisión del Gobierno nacional de revisar (y dar de baja) miles de pensiones por discapacidad. Los más efusivos fueron los parlamentarios del bloque Tucumán Crece, desde donde se lanzaron los conceptos más críticos contra la administración de Cambiemos. «No se puede joder con la discapacidad», repitió con énfasis el peronista Emiliano Vargas Aignasse

«Con la discapacidad no se puede joder. Hay muchos discapacitados en Argentina. A nivel nacional, las bajas llegan a 83.000. Me pregunto si otra vez estamos ante un error del Gobierno. Me pregunto si dentro de la política del Gobierno están la prueba y el error: ‘avanzo sobre un derecho, veo la reacción de la sociedad y, si no es fuerte, avanzo sobre ese derecho’. Soy papá de un hijo discapacitado. Me toca ir a reuniones, en donde comparto con muchas mamás que viven de esas pensiones. No sé sí llegan a solucionar la totalidad de sus problemas. Hay que decirles que este es el límite. Hasta aquí llegamos. No se puede joder con la discapacidad», argumentó Vargas Aignasse, durante el período de Manifestaciones Generales de una sesión que tiene una docena de proyectos de ley.

La legisladora Silvia Rojkés, también integrante del bloque oficialista Tucumán Crece-PJ, fue otra de las parlamentarias que alzó su voz en contra de las revisiones de pensiones propuestas por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. «Lo que está pasando es de una gravedad entera. Que el país entero tenga que salir a repudiar lo que este Gobierno está haciendo con los discapacitados nos muestra que no tienen sensibilidad social y que miran la discapacidad con una mirada de asistencialismo: ‘que sí sobra dinero, va para ahí. Sino no importa'», sostuvo la ex ministra de Educación durante la última gobernación del alperovichismo.

Como contrapunto a la mirada volcada por los legisladores peronistas, Alberto Colombres Garmendia, del PRO, buscó bajarle el tono a la discusión y pidió que se contrasten las estadísticas con las arrojadas durante el último gobierno de Cristina Fernández. «Se sigue trabajando con los mismos criterios que antes. Como todos los meses, hay bajas. Sería bueno que se revisen los números. En 2015, cuando gobernaba el kirchnerismo, se dieron de baja 168.000 pensiones, el doble. En la mayoría de los casos obedece a cuestiones administrativas. Entre 2003 y 20015 se multiplicó por cinco, pasando de 300.000 a 1.500.000. La Ley exige dos requisitos: que exista una discapacidad que le impida al beneficiario acceder a un empleo y que exista una situación de vulnerabilidad. Dándose esos dos requisitos, no se dará de baja a ninguna pensión», sostuvo el referente de Cambiemos dentro del recinto.

Durante la sesión de hoy, que podría extenderse hasta la tarde, los legisladores tucumanos debatirán, entre otros puntos incluidos en el órden del día, la propuesta de Tucumán Crece que apunta a habilitar la mediación obligatoria en Juzgados de Paz Letrada. También está previsto que los se propongan otras iniciativas sobre tablas. 

Fuente : http://www.lagaceta.com.ar/nota/734675/actualidad/pensiones-discapacidad-calentaron-recinto-legislatura.html