Los alumnos y docentes de las escuelas municipales celebraron el «Día del Maestro»

66

Los alumnos y docentes de los jardines de infantes y escuelas que dependen de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán celebraron el “Día del Maestro” y con distintas actividades recordaron la figura y el legado de Domingo Faustino Sarmiento, «el padre del aula», en el aniversario número 132 de su paso a la inmortalidad.

Desde sus hogares y a la distancia, a través de medios virtuales, los niños enviaron cariñosos saludos a sus docentes.

La secretaria de Políticas Educativas municipal, Susana Montaldo, valoró el trabajo de los docentes de la comuna capitalina. “Quiero saludarlos de manera especial, destacando el compromiso, la responsabilidad y el empeño que pusieron para seguir dando clase, a pesar de todo, encontrando la forma de acceder a los chicos y a sus familias a través de las clases virtuales”, señaló. Montaldo destacó que los maestros “son un signo de esperanza, porque solamente a través de la educación es posible que se construya un mundo mejor, más solidario, más respetuoso y más fraterno”.

Por su parte, la directora de Educación municipal, Marcela Chasampi, resaltó que “el maestro siembra en el presente valores, conocimiento, amor, curiosidad, para tener frutos de éxito en el proceso de la enseñanza-aprendizaje y, en el futuro, personas de bien para nuestra sociedad”.

El legado de Sarmiento 

Nacido el 15 de febrero de 1811 en San Juan y fallecido el 11 de septiembre de 1888, Domingo Faustino Sarmiento, conocido como «el padre del aula», se desempeñó como político, escritor, docente, periodista y militar. Además, fue gobernador de la Provincia de San Juan entre 1862 y 1864 y presidente de la Nación Argentina entre 1868 y 1874. Mientras ejerció la gobernación de su provincia, decretó la Ley de enseñanza obligatoria de la primaria. En 1849 escribió «Educación Popular», una obra que inspiró la Ley de Educación Primaria Obligatoria, Gratuita y Laica (Ley 1420) promulgada bajo el mandato de Roca. Durante su presidencia siguió impulsando la educación y fundó unas 800 escuelas en todo el país, lo que posibilitó elevar de 30 mil a 110 mil el número de escolares.