Martín ya respira y se alimenta sin aparatos

430

La evolución veloz de Martín Chaín Núñez es casi tan sorprendente como el hecho de que haya sobrevivido a una caída de nueve pisos. A 15 días de ese terrible accidente, el niño de tres años ya no está conectado a ningún artefacto médico, come por sus propios medios y espera que le den el alta, algo que pasaría la semana que viene si todo marcha como hasta ahora.

Luego de la operación que le hicieron de urgencia tras la caída, el 7 de junio, le pusieron tubos de drenaje en los pulmones para quitar el líquido, un respirador artificial, un suero y una sonda nasogástrica que lo alimentaba. Además, los médicos lo tenían sedado en un coma farmacológico. Sin embargo, de a poco fueron retirando todo. Ayer, ya sin la cánula de oxígeno y la sonda, pudo alimentarse por sí mismo luego de dos semanas. “En los últimos días sólo le podíamos dar leche. Ahora empezó a comer normalmente y lo hace como un chancho”, bromeó Máximo Chaín Pérez (25), su padre.

“Juega todo el tiempo, ríe y canta. Ahora está entusiasmado con un autito que le regaló su abuelo”, agregó su madre, Florencia Núñez, mientras mostraba un video del pequeño. En las imágenes, se lo veía sonriente y “chocaba los cinco” con ella. Pese al increíble impacto que sufrió, su cara y sus manos no tienen ni siquiera un rasguño. El único vestigio del accidente se puede apreciar cuando el niño regala sus más grandes risotadas; allí se nota que le faltan tres dientes de la parte superior.

“Ya quiere volver a su casa. Hoy (por ayer) le pregunté si sabía por qué estaba en el hospital y me contestó ‘para que me curen’. Al parecer no se acuerda del accidente, pero de todos modos lo está tratando una psicóloga”, afirmó su padre, que no se despega de él en toda la tarde hasta las 19 o 20, momento en que llega la madre para pasar la noche con el pequeño. Pese a que no recuerda el impacto, el niño suele despertarse llorando, por lo que saben que aún tiene miedo.

“Todo es posible”

La familia tuvo dos golpes en 20 días. Es que Mario Núñez, el abuelo de Martín, es amigo de toda la vida de Eduardo Villagrán, padre Sofía, la jovencita que fue baleada en Villa Carmela cuando intentó evitar que asaltaran a su novio. “Somos grandes amigos. Eduardo me iba a buscar para jugar a la pelota y calmaba a mi hija cuando le dolía la panza porque yo no sabía hacerlo. Me enojé mucho cuando pasó lo de Sofía, pero con esto que ocurrió con mi nieto, pienso que todo es posible. Y quiero demostrarles eso. Hablamos todo el tiempo y sé que Eduardo tiene muchas esperanzas a partir de lo que pasó con Martín”, comentó el abuelo.

De hecho, Eduardo y Sofía están en una clínica de Buenos Aires buscando su propio milagro. “El objetivo es lograr la mayor recuperación posible. Sería un milagro que ella volviera a caminar, pero hay una posibilidad y la vamos a pelear hasta el final”, había jurado a LA GACETA.

medicina

“es inexplicable desde la física”

“Por la altura, lo que se tiene es un politrauma. Depende mucho de cómo se caiga”, explicó el jefe de Guardia del Centro de Salud, Duilio Toledo, quien advirtió que no podía hablar del caso particular de Martín, pero sí de lo que puede ocurrirle a un cuerpo al caer de una altura similar. “Si se cae parado, habrá fractura de piernas y columna, hay un aplastamiento. Al caer de espalda, se tiene fractura de costillas, alguna lesión en las vértebras y un golpe en la cabeza, porque el cuerpo hace como un latigazo. Además, se compromete mucho el bazo y el hígado, pueden romperse. Si se cae de cabeza, habrá un trauma generalmente mortal. Es algo inexplicable desde lo físico; es un milagro”, afirmó. 

============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (11559522)============

medicina ii

“hay varios puntos a favor, pero igual es un milagro”

“El cuerpo de un niño es distinto al de un adulto y hay varios puntos a favor, pero igual esto es un milagro. Un chico tiene menos peso y la caída no es tan intensa. Hay huesos que aún no aparecen porque no están formados, son cartílagos. Y los otros no son tan compactos. Esto lo hace mucho más resistente y liviano. Pero si un chico o un grande se cae del noveno piso, en general el resultado es la muerte”, contó el traumatólogo infantil César Risso Patrón. “Esto no quiere decir que los niños no puedan sufrir lesiones. Me ha tocado atender a un niño que se le cayó un televisor en la cabeza y tuvo fractura de base de cráneo”.


Medicina
“Es inexplicable desde la física”

“Por la altura, lo que se tiene es un politrauma. Depende mucho de cómo se caiga”, explicó el jefe de Guardia del Centro de Salud, Duilio Toledo, quien advirtió que no podía hablar del caso particular de Martín, pero sí de lo que puede ocurrirle a un cuerpo al caer de una altura similar. “Si se cae parado, habrá fractura de piernas y columna, hay un aplastamiento. Al caer de espalda, se tiene fractura de costillas, alguna lesión en las vértebras y un golpe en la cabeza, porque el cuerpo hace como un latigazo. Además, se compromete mucho el bazo y el hígado, pueden romperse. Si se cae de cabeza, habrá un trauma generalmente mortal. Es algo inexplicable desde lo físico; es un milagro”, afirmó.

Medicina II
“Hay varios puntos a favor, pero igual es un milagro”

“El cuerpo de un niño es distinto al de un adulto y hay varios puntos a favor, pero igual esto es un milagro. Un chico tiene menos peso y la caída no es tan intensa. Hay huesos que aún no aparecen porque no están formados, son cartílagos. Y los otros no son tan compactos. Esto lo hace mucho más resistente y liviano. Pero si un chico o un grande se cae del noveno piso, en general el resultado es la muerte”, contó el traumatólogo infantil César Risso Patrón. “Esto no quiere decir que los niños no puedan sufrir lesiones. Me ha tocado atender a un niño que se le cayó un televisor en la cabeza y tuvo fractura de base de cráneo”.

Fuente : http://www.lagaceta.com.ar/nota/734791/actualidad/martin-ya-respira-se-alimenta-sin-aparatos.html