¿Qué enfermedades pueden provocar halitosis o mal aliento?

134

La odontóloga Mónica Inés González, jefa del servicio de Odontología del hospital Centro de Salud, cuenta cuales pueden ser los orígenes de esta patología.

El olor desagradable del aliento, también llamado halitosis, es un problema muy común, aunque muchas de las personas que lo presentan no son conscientes de ello, debido a la adaptación de su sentido del olfato. Esta puede estar causada por una enfermedad local o una alteración orgánica, que da lugar a la producción de sustancias odoríferas en el aire espirado.

La odontóloga Mónica Inés González, jefa del servicio de Odontología del hospital Centro de Salud, cuenta cuales pueden ser los orígenes de esta patología.

“La halitosis es detectada cuando en la boca tenemos una sensación de sequedad y a la vez se emite un olor desagradable. Está relacionado muchas veces cuando uno está con poca oxigenación, por ejemplo, en momentos como dormir con la boca abierta. Además de estar relacionado con patologías como la presencia de algún tipo de bacteria y sobre todo con las anaerobias (sin oxígeno), estas existen cuando hay problemas con los tejidos periodontales que son aquellos que están en el perímetro de los dientes”, explicó González.

Asimismo, la profesional detalló que se puede observar este tipo de patología en la inflamación de las encías, estas toman un color rojo que al cepillarlas suelen sangrar. También puede estar relacionado con la periodontitis en donde la inflamación y las bacterias han migrado, es decir ya no están solo en las encías, sino también en los tejidos de sostén que son las fibras que unen los dientes al hueso, cuando estas fibras están invadidas hablamos de una enfermedad periodontal, lo que muchas veces se conoce con el nombre de piorrea.

“En este caso los pacientes comienzan a sentir que el diente esta alargado y en etapas avanzadas de la enfermedad el diente comienza a tener movilidad, muchas veces se relaciona esta patología con la edad. pero en condiciones óptimas de salud la edad no debería estar relacionada con la perdida de los dientes”, aseveró.

Los micro organismos, viven crecen y se reproducen en ausencia de oxígeno y derivan en este olor característico. Así también la halitosis puede estar relacionada con enfermedades que no son de la boca, como ser el reflujo, en este caso el diagnostico se da en conjunto. El profesional odontólogo descarta un problema en la boca y procede a solicitar una interconsulta con otras especialidades.

Las situaciones locales orales que producen halitosis incluyen: gingivitis, periodontitis, caries extensas, falta de higiene oral y ulceraciones orales benignas o malignas. Tanto los procesos degenerativos que produzcan ulceras y necrosis como la presencia de inflamación o hemorragia acentúan los procesos de putrefacción.

“Respecto a la halitosis nos encontramos con la característica de que las personas que están cerca del paciente pueden percibir el olor, no así la persona que lo padece. Y en el caso que lo perciban tratan de disimular esta incomodidad con caramelos o suplementos que eviten que esta patología sea notada”, subrayó.

En cualquiera de los casos la especialista aconseja consultar al profesional odontológico para que el mismo evalué su situación y posterior tratamiento. “Para cualquier consulta odontológica los pacientes deben acudir al efector, allí pueden conseguir un turno programado o también solicitarlo por telemedicina”, cerró.