Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad: cómo advertirla y tratarla

115
Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad - Imagen ilustrativa

Los especialistas recomiendan estar atentos al comportamiento de los jóvenes en los distintos ámbitos.

La psiquiatra infanto juvenil del hospital Obarrio, Abigail Grosvald, dijo que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad puede ser puro o mixto: «El puro se trata sólo de déficit de atención y el mixto cuando presenta, además, otras características como la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad, lo que hace que pueda tener relaciones sociales complicadas por no pensar antes de actuar».

Otro de los criterios clínicos a tener en cuenta según la especialista es la afectación dentro de los diferentes ambientes sociales; el familiar, escolar, y los lugares donde el niño desarrolle actividades: «Se puede distinguir por comportamientos que no sólo los advierten los padres, sino otros adultos que tienen al niño a cargo porque no lo pueden controlar».

En tanto, Grosvald dijo que, generalmente, este trastorno se empieza a notar antes de los 3 años, con una inquietud importante en los niños, aunque a veces el diagnóstico se da de manera tardía en una edad avanzada del paciente.

Pronto Insumos

Ante la sospecha de este tipo de problemática, Grosvald aconsejó la consulta oportuna con profesionales de la psiquiatría infanto juvenil, con un neurólogo, ya que se trata de un trastorno del neurodesarrollo, o un psicólogo especializado en esta área.

Respecto de los tratamientos, la psiquiatra adelantó: «En principio se indica que el niño realice diferentes actividades de descarga y destrezas lúdicas, donde pueda volcar la energía. Asimismo, hay tratamientos psicoestimulantes que disminuyen la hiperactividad y aumentan la concentración, lo que mejora la ansiedad en el niño».

Y continuó: «Este es un diagnóstico crónico que puede mejorar y disminuir la inquietud, no así la inatención. El seguimiento y el grado de medicación dependerá del paciente y del equipo que lo trate, y el control dependerá de cómo se estabilizó el cuadro y continuación en el proceso». La referente aseguró que este tipo de fármacos pueden restringirse en época de vacaciones y retomarse con el inicio de clases.

El Servicio atiende de manera presencial en el hospital Obarrio a niños de hasta 15 años. Además, el hospital Avellaneda, el de Niños y del Este, también cuentan con Servicio de Salud Mental con psiquiatras y psicólogos a disposición para tratar este tipo de patología.