Una mujer de una fuerza policial obtuvo la primera licencia por violencia de género del Ministerio de Seguridad

496

Una mujer integrante de una de las cuatro fuerzas de seguridad nacionales obtuvo hoy la primera licencia por violencia de género a un mes de aprobarse la resolución que otorga ese beneficio para las víctimas de este tipo de delitos, informaron hoy fuentes de la Dirección de Ejecución de Políticas de Género y Diversidad del Ministerio de Seguridad de la Nación.

«Una oficial de una de las fuerzas, gracias a los tres días que otorga la licencia, pudo ir a la fiscalía y gestionar el botón de pánico. Está muy contenta y agradecida con esta posibilidad y va a ir en persona al Centro Integral de Género (CIG) de la fuerza a tener la entrevista personal», aseguró a Télam Carolina Barone, directora del área.

El 24 de mayo pasado se publicó en el Boletín Oficial la Resolución de la aplicación de «una Licencia Especial por Violencia de Género, la cual se otorgará con percepción íntegra de haberes al personal de la Policía Federal Argentina, Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional Argentina y Policía de Seguridad Aeroportuaria que se encuentren o hayan atravesado cualquier tipo de violencia de género, y que por tal motivo deban ausentarse de su puesto de trabajo», medida extendida a cadetes y alumnos de los Institutos de Formación.

En este marco, Barone destacó que desde el ámbito público «reconocemos que la violencia de género es una manifestación cultural y estructural de desigualdad, y por ello es que queremos brindar el resguardo necesario y garantizar los derechos».

Añadió que cuando una persona denuncia una situación de violencia «inicia un circuito judicial y administrativo que requiere de un tiempo particular que, hasta ahora, no se encontraba vigente en ningún régimen de las fuerzas. La violencia de género no es una enfermedad ni tampoco un asunto particular, es una problemática social compleja».

En caso de denuncias por violencia Intrafamiliar, «la licencia entra en vigencia cuando las autoridades pertinentes la invoquen a través de un procedimiento detallado y con la denuncia policial o el sumario administrativo», detalló, tras añadir que si bien es de 3 días hábiles, se puede extender hasta 30.

En tanto, si la situación de violencia de género se da en el ámbito laboral, «es de suma importancia que la víctima no vuelva a tener contacto con su presunto agresor», señaló Barone tras precisar que «la duración de la licencia va a depender del fundamento de los especialistas del CIG que emitieron la solicitud. En un primer término corresponden 15 días hábiles administrativos».

El camino por la obtención de una licencia especial para estos casos comenzó el 8 de marzo del 2016 con la campaña ‘Fuerzas de la igualdad’ y la realización de talleres «para que las diferentes mujeres de las fuerzas, junto con los referentes de cada CIG evalúen las necesidades que aún no estaban cubiertas. Ese fue el primer paso; hoy, logramos uno de los objetivos más importantes», expresó.

El antecedente inmediato fue un caso de violencia intrafamiliar: «se trataba de una mujer que no podía ir a trabajar porque su marido había prendido fuego su uniforme. Todos sabemos que el uniforme es esencial para cualquiera que es policía y sin él no puede ejercer su labor, por más que quisiera. El miedo, la impotencia, la tristeza, sentimientos que sólo quien pasa por ese flagelo puede comprender», enfatizó Barone. 

Fuente : http://www.lagaceta.com.ar/nota/734764/actualidad/mujer-fuerza-policial-obtuvo-primera-licencia-violencia-genero-ministerio-seguridad.html